ADOBO ROJO

930

El mundo de los «pestos y adobos» es infinito y apasionante. Espero dejaros recetas que poco a poco las amaréis tanto que no podáis vivir sin ellas. Este adobo rojo puedes convertirse en un imprescindible de tu cocina en poquito tiempo.

Son recetas fáciles, simplonas más bien, pero tan bien combinadas que mejoran cualquier plato. Constituyen ingredientes esenciales para otras preparaciones con las que seguro triunfas.

Para mi este adobo rojo es un imprescindible que nunca falta en el fondo de mi nevera. Suelo preparar una cantidad considerable, le añado un par de conservantes (aceite y sal) y siempre está para acompañar o dar sabor a otros platos.

Con el aceite y la sal conseguiremos que se mantenga en el refrigerador, sin necesidad de congelar durante 3 o 6 meses. Aprenderás a darle un giro total a cualquier plato con una simple cucharada de esta preparación y que no te ha llevado nada de tiempo tener preparado.

Las aplicaciones que le podemos dar son múltiples, desde marinar pollo o pescado, aderezar unas verduras a la plancha o salteadas, complementar el aliño de una ensalada o incluso para poner un sabor diferente o empoderar un plato de pasta. Haya donde tu imaginación llegue puede estar este adobo.

Adobo Rojo

1 Tarro de 300 a 350 gr aprox

Utensilios

  • Procesadora
  • Recipiente de cristal hermético

Ingredientes

  • Tomates secos deshidratados en aceite de oliva con orégano, salvia, mejorana, albahaca y tomillo, al menos durante 1 mes (Para que se mezclen bien todos los aromas) Hay algunas casas comerciales que ya venden este tipo de preparados listos.
  • Cabezas de ajo blanco peladas
  • Sal
  • Aceite de Oliva
  • Recipiente de cristal hermético

Vamos al Lío!

  • Las cantidades dependerán básicamente del recipiente de cristal hermético que vamos a utilizar para conservar el pesto.
    La proporción es bien sencilla, por cada tomate deshidratado ponemos 2 ajos limpios de un tamaño mediano, de tal manera que ponemos en la procesadora 15 unidades de tomates deshidratados y 30 ajos limpios, añadimos una pequeña cucharadita de sal y aceite de oliva con especias (el mismo aceite dónde marinamos los tomates), una cantidad generosa. Trituramos durante unos minutos hasta que la consistencia sea la deseada. Si la queremos para un plato de pasta llevará algo más de aceite.
  • Vertimos al recipiente de cristal hermético y listo para utilizarse o almacenarse.
Plato: Fondo de nevera
Cocina: Propia
Keyword: aderezar con pesto, complementos de aliño, Pesto para marinar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Califica esta receta!




Close
©Mi Gourmetta 2020. Todos los derechos
Close