CHEESECAKE DE MARACUYÁ

236

Por fin es viernes y hacía mucho que no traía algo dulce para pecar. Anímate a preparar esta cheesecake de maracuyá y chocolate blanco, con lo fresquita que es no te arrepentirás.

Que no te resulte extraño que te vicies con este tipo de tartas, porque la proporción entre el trabajo realizado con el resultado obtenido es muy dispar. Una tarta sin horno, fácil de ejecutar, fresquita y deliciosa. ¿Quién da más?

Esta ha sido la tarta elegida por mi marido para celebrar su cumpleaños. Al estar en cuarentena permanente no queda de otra que hacer estas recetas de cumpleaños para que cambiemos el paso e imaginemos una celebración mucho más natural que encerrados.

Os comparto una bonita y buena costumbre en mi familia. La tarta de cumpleaños siempre la desayunamos, empezamos el día celebrando y ya para la comida planteamos una comida salada sin dulce que nos resulta mucho más digestivo y ligero. De esta forma tenemos todo el día para bajarle el azúcar al cuerpo.

CHEESECAKE DE MARACUYÁ Y CHOCOLATE BLANCO

Tarta fácil sin horno, fresquita e ideal para el verano.
Tiempo de preparación 40 min
Tiempo total 40 min

Utensilios

  • Robot de cocina, procesadora o batidora
  • Molde de 15 cm
  • Cazuela pequeña / Olla

Ingredientes

Para la base:

  • 70 gr Avellanas tostadas peladas
  • 40 gr Dátiles hidratados / Dulce de dátil o endulzante de preferencia
  • 20 gr Mantequilla
  • 10 gr Cacao en polvo sin azúcar

Para el relleno:

  • 300 gr Queso mascarpone
  • 300 gr Pulpa de maracuyá
  • 100 gr Dátiles hidratados / Dulce de dátil o endulzante de preferencia
  • 10 gr Gelatina neutra en polvo
  • 50 ml Agua fría
  • 50 ml Leche
  • 50 gr Chocolate blanco

Para la cobertura y decoración:

  • 40 gr Chocolate blanco
  • 50 ml Nata líquida
  • 1 onza Chocolate blanco para rallar
  • Arándanos para decorar

Vamos al Lío!

Para hacer la base:

  • Solo tienes que poner todos los ingredientes en la procesadora y triturar a potencia media, a mi me gusta que queden las avellanas a la vista, en trocitos. Si te gusta más polvo entonces a potencia máxima. Vertemos en la base del molde, repartimos y presionamos con los dedos hasta hacer una base dura. Reservamos en la nevera hasta tener el relleno listo.

Para hacer el relleno:

  • Hidratamos la gelatina en 50 ml de agua fría por unos minutos.
  • Trituramos la pulpa de maracuyá, a mi me ha gustado triturar las pepitas de la fruta, ha resultado un acierto porque cruje en cada bocado de una manera discreta y sin grandes tropezones. Si quieres dejarlas enteras sin problema bates la fruta sin procesador.
  • Añadimos los dátiles y el queso mascarpone y batimos de nuevo.
  • Calentamos la leche un poco en el microondas, una vez caliente añadimos la gelatina hidratada y disolvemos bien. Vertemos sobre el queso y el puré de fruta. Batimos enérgicamente de nuevo. Añadimos el chocolate picado basto a cuchillo y movemos. Vertemos sobre la base. Golpeamos sobre la mesa para asentar el relleno, nivelamos y dejaremos enfriar unas 4-6 horas en la nevera.

Para hacer la decoración:

  • Picamos el chocolate y lo mezclamos con la nata en una cazuela pequeña, sin dejar de mover y a fuego lento. Cuando esté integrado a la perfección ya lo tendremos listo para verterlo sobre la tarta fría.
  • Decoramos con arándanos y rallamos una onza de chocolate blanco por encima. Listo para D I S F R U T A A A A A A R !!!
Plato: Breakfast, Dessert, Postre
Cocina: Moderna
Keyword: cheesecake, Dessert, maracuya
cheesecake-maracuyá-migourmetta
Cheesecake de maracuyá y chocolate blanco

Si te animas a hacerla y decides cambiar la fruta por cualquier motivo, recuerda corregir la cantidad de dulce, la maracuyá es una fruta bastante ácida y he tenido que ponerle más cantidad para corregir esa acidez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Califica esta receta!




Close
©Mi Gourmetta 2020. Todos los derechos
Close