Recetas,Verduras y Legumbres

Garbancera Marroquí

Para hoy viernes os traigo una receta sencilla y nutritiva, como decía mi abuela no hay nada más sano que un plato de Garbanzos, pues sí y qué razón tenía porque será de las legumbres que más nutrientes nos aporta.

Solo tienes que poner un par de raciones a la semana en tu dieta y en poquito tiempo notarás como tu cabello y tus uñas lucen lustrosas, y aunque corre muchos mitos con super alimentos y la mayoría de dudosa procedencia, la legumbre y en particular el garbanzo tienen un aporte extraordinario a nuestra dieta para hacerla más que balanceada. Con esta entrada no me queda de otra que manifestarme muy fan del Garbanzo.

Para aquellos que no toleran esta legumbre, que la tienen manía hoy en día tenemos mil y una opciones para cocinarla de manera diferente para que sea más digerible, bien en hummus como la receta que publiqué hace unos días, la tenéis aquí por si queréis consultarla, bien en ensalada o platos tibios/calientes como este.

Os añado una foto para que os vayáis motivando a cocinarla para hoy mismo por ejemplo.

Aquí vienen los ingredientes para 4 personas:

400 gr Garbanzos cocidos

1 Cebolla morada grande

1/2 Pimiento rojo

1/2 Pimiento verde

1/2 Pimiento amarillo

3 Zanahorias

1 Calabacín o calabacita

4 Cucharadas de tomate frito casero martajado

Aceite de Oliva, Sal y especias aromáticas en polvo como Canela, Curry, Comino, Tomillo, Nuez Moscada, Mostaza molida, Cilantro y Cúrcuma (1/2 cucharadita por cada una)

Puedes incorporar alguna verdura más en función de lo que tengas por tu nevera, os añado dos imágenes de como yo le voy variando, unas veces le he puesto berenjena, otras unos espárragos trigueros y el pimiento rojo iba asado, opciones muy válidas y dependen del gusto de cada casa.

El corte para todas las verduras es brunoise mediana como 1cm x 1cm, excepto la zanahoria que la pico más pequeña para que no quede muy dura.

VAMOS AL LÍO:

Espero que ya estéis imaginando lo sencillo que es elaborar esta receta, ponemos 3 cucharadas de aceite en una sartén wok o sartén honda, calentamos y ponemos primero la cebolla morada a dorar, una vez trasparente le añadimos la zanahoria, poquito después incorporamos los pimientos de colores, berenjena en el caso de que la hayáis incorporado y por último las verduras que contienen más agua como el calabacín. El fuego debe estar fuerte para que las verduras no pierdan agua y se sellen, no nos queda de otra que mover con mucha frecuencia para que no se quemen, tranquilos que este proceso es rápido.

En este momento incorporamos las especias, todas juntas. Ya sabemos que las especias aromáticas secas necesitan de calor para abrir sus aromas, por lo tanto este es el momento en que las echamos para que al mezclarse con el calor de las verduras las ayude a abrir los aromas y se concentren los sabores.

Añadimos los garbanzos ya cocidos, calentamos bien el conjunto y añadimos la salsa de tomate y la sal, mezclamos y cuando el plato esté algo meloso pero la verdura crujiente lo retiramos.

Podemos servirlo algo tibio a modo de ensalada para épocas de verano o como un plato caliente si lo servimos en invierno.

Pues disfrutar porque como plato único no tiene rival al ser muy completo!

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *