Salud y Alimentación

Mi experiencia sobre BLW

Hoy mi hijo cumple 9 meses y cumplimos 9 meses de Lactancia Materna, para mi esto es un sueño, me siento orgullosa, plena, feliz y poderosa de proporcionarle el mejor alimento que existe para esta etapa de su vida. Siendo esta la alimentación principal hasta el año, en su defecto la leche artificial.

A partir de los 6 meses aproximadamente depende de cada bebé y de que cumpla ciertos parámetros, comienza la Alimentación Complementaria y con ella el método de alimentación Baby-Led Weaning, sólo tenemos que meter estas palabras o sus siglas en Google para que nos golpeen 10.100.000 resultados sobre el tema.

Pongo en antecedentes a los que no tienen ni idea sobre el tema, antes de tener a Thiago no sabía nada de nada sobre bebés y todo esto me sonaba a Chino, pero la verdad nunca sobra saber algo más y sobre todo siempre se tienen bebés a nuestro alrededor para poder aconsejar y aprender.

La traducción del inglés no es otra que: «una alimentación complementaria dirigida por el propio bebé». Hasta el año de vida su alimento principal sigue siendo la leche materna o la leche de fórmula para el caso que aplique y los alimentos que debemos ofrecer al bebé no son otros que «Complementarios» como bien dice la palabra «Alimentación Complementaria». Como internet está repleta de información, me salto toda la teoría para daros mi propia experiencia sobre el tema, que quizás pueda ayudar a otras mamás.

Para comenzar con el BLW me leí un par de libros para mi gusto imprescindibles y que os aconsejo sin dudarlo, «Se me hace bola» del Nutricionista Julio Basulto y «Mi niño no me come» del pediatra Carlos González, existe mucha información por la red sobre estos dos cracks en alimentación y pediatría.

Se debe entender desde el minuto cero que la lactancia materna o la leche de fórmula siguen siendo su alimentación principal, por lo tanto la relación que el bebé establece con el resto de alimentos que vamos a ir ofreciendo no es otra que un acto cultural que poco a poco se convertirá en su alimentación definitiva.

En mi caso, Thiago mostró mucho interés por los alimentos desde casi los cinco meses, pero no se debe comenzar la alimentación complementaria hasta los seis meses. No quedó de otra que esperar a cumplir el plazo y que tuviese fuerza en la columna para mantenerse sentado con apoyo y erguida su cabeza.

En torno a los seis meses y 10 días fue cuando la cosa empezó y mejoró para iniciarse el BLW, para darme cuenta que tenía que alimentar yo al bebé si quería que comiera, él tenía interés por comer pero su destreza manual se lo impedía y yo pensando en ser siempre buena madre se lo facilitaba.

Pues bien, ¡Error! gran error que cometí como madre primeriza y a pesar de haberme informado, el niño no se muere de hambre, ya tiene la lactancia materna que lo alimenta y lo importante es la relación que establece el niño con los alimentos como jugar inicialmente con todo lo que le pongas por delante, tarda un poquito en tener destreza en las manos para llevárselo a la boca y quizás necesite un poco de tu ayuda, pero que se lo lleva a la boca, eso es seguro y que aprende, también.

Que la comida se convierta en un juego muy divertido y rico es algo que con el tiempo le hará disfrutar mucho de los alimentos.

Así que mamis paciencia, es más importante que juegue con los alimentos, que pruebe sabores y texturas que el hecho en sí de alimentarse. A todo esto tu madre, tu suegra y tu marido te están diciendo siempre lo contrario y que morirá de asfixia si continúas con el BLW, así que armarse de valor que vais por el camino correcto.

Desde los 6 hasta los 9 meses su alimentación ha cambiado nuestra cocina un poquito, solo con respecto al formato de los alimentos, al incorporarle al entorno familiar de la mesa es importante comer lo mismo que come el bebé, no se trata de hacerles una comida diferente a ellos, se trata de que el bebé aprenda a comer los hábitos saludables familiares en la mesa. Así que si quieres que tu hijo coma sano y bien, empezar vosotros a corregiros junto con el.

En este tiempo Thiago ha desarrollado mucha destreza comiendo con el puño, todo lo que le hemos ofrecido han sido frutas y verduras blandos pero con cierta resistencia en bastones que el pudiera agarrar con la mano y llevárselo a la boca para machacarlo con las encías, y mini hamburguesas de casi todo, todas las legumbres con huevo, cereales, harinas de todo tipo, verduras y tubérculos, hay mil y una opciones para poder ofrecer alternativas. También le hemos ofrecido muffins de verduras con harina de avena, garbanzo o lenteja. Patés tipo hummus y guacamole con rebanadas de pan.

Nosotros le hemos ofrecido puntualmente cremas de verduras o legumbres (cremas por su textura no por contener lácteos) porque forma parte de la alimentación familiar y para este caso nos hemos visto en la obligación de alimentarlo con cuchara como es lógico, pero lo hemos acompañado de otros alimentos que el pudiera comer con la mano.

A partir de ahora comenzamos otra etapa en la que mejorar la destreza de la pinza e irle ofreciendo alimentos más pequeños para que pueda agarrar con los dedos, pero todo consiste en paciencia, que el bebé se alimente con lo mismo que nosotros y que lo vea.

Si el BLW es recomendable, uno de los principales motivos es respetar el instinto de saciedad y la no imposición de los alimentos, se trata de incorporarlo a un patrón de alimentación saludable familiar para que aprenda a comer con el ejemplo que nosotros mismos le damos.

Espero que mi experiencia pueda ayudar a otras mamás a iniciarse con la Alimentación Complementaria. Sería estupendo que pudierais compartir vuestra experiencia en los comentarios con otras mamás.

También puede gustarte...

2 Comentarios

  1. Cristell dice:

    Me encanta tu blog, qué bueno que lo iniciaste… yo justo estoy por empezar con la Alimentación Complementaria con mi bebé y precisamente estoy tomando el curso on-line de la Dra Elisa Gaona, aunque encontré otro curso on-line gratis por internet muy bueno también… Debo confesar que me llena de nervios el que se pueda atragantar y más porque mi familia no está para nada convencida con este método e incluso me tachan de loca (aunque no lo dicen, yo lo percibo). En fin, sigo viendo videos y blogs que hablan al respecto y cada vez me voy sintiendo más confiada para iniciar. Gracias por tomarte el tiempo de escribir para nosotras las mamis que tenemos muchas dudas y curiosidad sobre la alimentación del bebé, sobretodo las que queremos alternativas saludables a las papillas.

    1. Beatriz dice:

      Muchas gracias Cristell, por tomarte este tiempo de contestarme y trasladarme tu situación. Muchísimo ánimo, porque aunque nos informamos y leemos siempre tendremos ese miedito dentro, pero tranquila que no estás sola y todas hemos pasado por esto, al principio necesitan algo de ayuda y te tocará muchos días comer con las manos para hacer efectivo el método de imitación 🤦‍♀️pero por nuestros niños hacemos lo que sea, verdad? Te mando ánimos y cualquier duda en la que mi experiencia te pueda servir contáctame sin problema. Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *