Caos ordenado,Recetas

Pizza dulce y el hummus lover

Vuelvo con una receta diferente con la que quiero sorprenderos, este pasado jueves hice un taller dando un ligero paseo por la gastronomía italiana más tradicional y para el desayuno quise sorprenderlas con una pizza dulce, la podemos llamar pizza simplemente por el formato pero conquistará por la mezcla a niños y adultos.

Cuando hablamos de postres parece que siempre nos ponemos a pensar en el horno y en unas cuántas horas de trabajo y que, por desgracia nunca nos garantizan que el trabajo y el tiempo empleado sea exitoso.

Este postre para mi gusto reúne varias claves importantes a la hora de ponernos a hacerlo, es muy, pero que muy rápido. Es un dulce relativamente sano, el pecado es tolerable, no es mortal. Es muy difícil fallar con este postre, además de lo sencillo que es, nadie te dirá que no le gusta. Es vistoso, con mirar la foto y que estás leyendo esto ya sabemos que lo es. El nivel de dificultad es mínimo, creo que comerlo con calma será la única dificultad que tengamos que superar.

Pues aquí os añado los ingredientes y a continuación la elaboración.

INGREDIENTES:

Para la base:

200 gr Frutos secos variados, Nueces y Almendras Naturales

40 gr Harina de Avena

40 gr Miel

20 gr Cacao sin azúcar

2 Cucharaditas de leche evaporada

Para el Hummus de chocolate:

400 gr Garbanzo cocido

3 Cucharadas de cacao sin azúcar

3 Cucharadas de crema de almendras tostadas

1 Cucharada de aceite de cacahuete

2 Cucharaditas de canela

Avellanas tostadas picadas para decorar o nibs de cacao y fresas.

VAMOS AL LÍO:

 

Tan sencillo como meter los ingredientes en la batidora, primero los de la base, trituramos a máxima potencia y una vez triturado colocamos en un molde de 26 cm aproximadamente, aplastamos bien con las yemas de los dedos sobre la base y hacemos un reborde o grueso en todo el canto exterior. Reservamos en la nevera.

Ponemos todos los ingredientes del hummus en la batidora y trituramos a máxima potencia, hasta que consigamos una textura muy fina, añadimos poquita agua para darle la textura deseada. Doy un par de sugerencias para aquellos que no quieran renunciar a ese punto de dulzor de más que suelen tener los postres y este no lo tiene, añadir un plátano maduro ó 5 dátiles a la mezcla. A mi me parece que compensa el dulzor de la base con el hummus de cacao no tan dulce y tiene su punto.

Añadimos a la base el hummus de cacao, le ponemos la cantidad que queramos, si lo queremos fino nos sobrará algo de hummus para desayunar con tostadas otro día.

Decoramos con nibs de cacao, fresas o nuestra fruta favorita laminada, también podemos picar avellanas tostadas por encima. El tiempo total de la receta puede llegar a los 45 minutos, pero si eres cocinillas en 20-30 minutos la tendrás lista para sorprender a tus comensales.

 

 

 

 

 

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *