Fondos de nevera,Verduras y Legumbres

Ratatouille

Quiero compartiros esta receta porque sin duda es una de mis favoritas como base para otros platos, y porque nos da mucho juego para semanas complicadas en las que no hay mucho tiempo para cocinar, como esta precisamente que empiezan los colegios.

Primero citaros de manera breve el origen de esta receta, el Ratatouille es una receta francesa, de la región de la Provenza, cuando uno respira en la Provenza pues huele a tomillo, orégano, albahaca, romero, laurel,…aromas que desde luego son muy representativos del mediterráneo y zonas en las que existe una huerta fabulosa, como protagonistas de la gastronomía de la región. Tengo que comentar que su hermano mellizo en España es el Pisto Manchego,  la verdad que no sé cual de los dos platos fue primero o si los dos se crearon a la vez a lo largo de la historia, pero contaré dos puntos que los hace algo diferentes, al menos para mi.

La Ratatouille contiene como añadido las berenjenas que no las lleva el Pisto Manchego, y el Pisto Manchego suelen ponerse a pochar las verduras en salsa de tomate y se corona con un huevo frito, mientras que la Ratatouille es más seca y prescinde del huevo. Ardua tarea me parece ponernos a buscar la receta fidedigna de cualquiera de las dos modalidades, al ser platos tan sencillos, rurales y lugareños yo creo que en cada casa la cocinan a su estilo, siendo siempre las verduras de la huerta de casa: cebolla, pimiento verde, pimiento rojo, calabacín, tomates y/o berenjena.

De esta manera yo os lanzo mi receta, aquella a la que saco mucho partido, haces una cazuela grande y durante una semana hace de acompañamiento ideal para una pasta, la guarnición de un pescado o carne, el relleno de una omelette, o la base de una pizza y mil sugerencias más que puedo ofreceros y muchas que puede haber en vuestra imaginación. Os lanzo una idea para una pasta integral estando la ratatouille en la base.

Sin demorarme más os lanzo la receta citando que las cantidades que os doy son para una cazuela baja ancha y no os cortéis a la hora de reproducirla porque no os arrepentiréis.

INGREDIENTES:

1 ud Cebolla roja

1 ud Cebolla blanca

1 ud Pimiento verde

1 ud Pimiento rojo

1 ud Pimiento amarillo

1 ud Berenjena grande

2 ud Calabacitas

3-4 ud Tomates

Algunas hierbas aromáticas secas como orégano, albahaca, salvia, tomillo, romero, mejorana, pimentón, sal y aceite de oliva.

Alguna hierba aromática fresca para decorar.

VAMOS AL LÍO:

Yo suelo tener siempre primero todas las verduras picadas y por separado en una brunoise ni muy pequeña ni muy grande, esto va al gusto de cada casa pero encuentro más viable su aprovechamiento con el corte a 1 cm aproximadamente.

Ponemos 50 ml de aceite de oliva en la cazuela, y mantenemos el fuego medio tirando a alto, para mi el punto de este plato está en dorar las verduras y que no suelten mucho agua, la manera de conseguirlo subiendo la temperatura del fuego.

La primera verdura a dorar bien serán las 2 cebollas, blanca y morada, a la sartén. Una vez pochadas ponemos los pimientos y vamos moviendo bien para que no se queme ninguna verdura, según vayan pochando incorporamos la berenjena que se tarda más en cocinar y esperamos que esté lista para añadir las calabacitas y los tomates en dados.

Ahora es el momento de incorporar las hierbas aromáticas secas, si no tienes todas, no te preocupes las que tengas bienvenidas serán, salamos y movemos constantemente para que no se peguen las verduras, cuando se haya evaporado el agua de los tomates tendremos lista nuestra Ratatouille.

Aunque resulta un poco tedioso el corte de todas las verduras con algo de práctica y en poco tiempo lo haréis en un abrir y cerrar de ojos. Espero que os animéis a prepararla, resulta un plato sencillo pero delicioso y os sacará de mil apuros en el fondo de la nevera para comidas y cenas.

Os animo a ponerme en los comentarios vuestras experiencias.

También puede gustarte...